Monday, December 29, 2008

Y usted, preguntara con que brindamos!

El miercoles por la noche, aqui y alla, estaremos brindando porque el 2009 sea mejor, mas lindo, mas corto, mas largo. Todos los anios pedimos mas o menos lo mismo. Asi que, este anio, en lugar de pensar en por que brindamos los invito a pensar en con que.

Desde la tele, cuando yo era chica, Sidra Real, nos alentaba a empinar el codo porque "siempre hay un motivo real para brindar, con Sidra Real", y el Senor Champagne Monitor asentia porque "la fiesta ya esta por comenzar".

Nuestros mayores entonces, reunian las consabidas botellitas y a la hora senalada, besos para aqui, besos para alla y glap, unas copitas de lo que hubiera a mano. Todo acompanado de turron y nueces al mejor estilo europeo, mientras sudabamos la gota gorda en el verano porteno.

Pero un minuto, habia algo que podia salvar la noche... yo no se si estas cosas existian todo el anio o si florecian justo a tiempo para venir a hacernos un agujero en el estomago. Anana Fizz, bebida de contenido alcoholico y pulpa de anana, y su primo hermano el Strawberry Fizz.

Si me habre bajado unas copitas de refilon y como quien no quiere la cosa, con ese color inocente que tenian y disfrazados de frutitas!

Siempre, en serio, me quedo la intriga. Si uno, por ejemplo, queria comprar Anana Fizz en julio, habia?

Feliz 2009 para todos! Y vos, con que brindas? Sacate una foto con tu botella favorita y mandala a yoteconozcodeantes@gmail.com que la ponemos en la galeria.

Friday, December 26, 2008

¿Qué te trajo Papa Noel?

Un Segelín! El muñeco del Topo Gigio? No, pará, el Ludo Matic. ¿El Cerebro Mágico? Ya sé!!! Un Yo-Yo Russell. Rasti. ¿Un juego de agua? ¿No? Entonces, seguro que te trajo el Scalextric... uy... yo siempre quise. Ya séee! El Mecano! Los Sea Monkeys? Noo, noo, pará: La cocinita de lata y una muñeca Yoly-Bell. Acerté, ¿no?

Bueno, pero sea lo que sea que te trajo Papa Noel, seguro es divertidísmo y te pasaste la mañana disfrutando tus chiches nuevos.

Hacé click y fijate de cuántos te acordás!

Monday, December 22, 2008

El arbolito

En mi casa, cuando yo era chica, el arbolito de Navidad era bien duradero. Hacía su aparición en diciembre y se quedaba hasta febrero.

Lo poníamos en el living, cerca de la ventana, y un poco antes de Navidad lo adornábamos con un rejunte de adornitos y guirnaldas acumuladas durante los años.

Los adornos eran de esos de vidrio finito, color plateado con un centro de colores. Violeta y rosa, verde y amarillo, rojo y naranja. Si no tenías cuidado te cortabas un dedo.

Las guirnaldas, una mezcla de dorado y plateado, verde, blanco y colorado.

Usábamos doble juego de lucecitas, todas de colores, y en la punta del pino, a guisa de estrellita, un aparato de papel dorado con flecos muy '70s que más bien parecía rescatado de una kermese que propia estrella de Navidad.

Es un milagro que los reyes encontraran en enero el camino hasta mi casa siguiendo esa estrella, que en fin, ni estrella era.

Lo que siempre había debajo del arbolito era un pesebre antiguo, con un niño Jesús de porcelana. Por alguna razón, el pesebre volvía a buen recaudo una vez terminadas "las Fiestas". El arbolito no.

En algun descuido, ocurría que nos íbamos de vacaciones, y al volver a casa, allí estaba el arbolito esperando. Alguna vez empezaron las clases, y entonces, sí había que guardar el arbolito.

Haciendo memoria, creo que alguna vez nuestro arbolito de Navidad hasta fue arbolito de Pascua. No fuimos tan lejos como para ponerle huevitos de chocolate abajo, pero no hubiera hecho falta.

El arbolito, confesemos, era un fastidio. Había que desarmarlo, sacarle los adornitos, guardar todo en cajas, hacer lugar en los armarios... y la verdad que una vez pasado Papa Noel, los Reyes y el carnaval, ya no había incentivo para hacer todo ese trabajo.

Es así que de grande, y habiendo aprendido la lección, nuestro arbolito duerme en el garage durante todo el año, todo armado. Más o menos para Navidad, lo agarramos de la punta y lo ponemos en el living, cerca de la ventana. Y un poco antes de comenzar febrero, eso sí, lo guardamos.

Sunday, December 14, 2008

¿Cómo que ananá y mentaaa??!

A ver señores, ya me lo habían advertido, que hay por ahí gente que gustaba de los Sugus de menta. Y parece que es cierto.

¿Cómo? Y los de frutilla? Escuché de amigos sorprendidos, que ponían todas sus fichas a los Sugus de frutilla y andan medio desilusionados.

Por allí alguien me dice que los Sugus de frutilla no existieron hasta entrados los años '70 y que entonces, los Sugus más ricos hubieran sido de frambuesa. ¿Esto es así? ¿Alguien puede aportar más datos?

En lo que a mi respecta, los Sugus de menta, se ubicaban al lado del Benadryl y el Triominic, dos remedios de mi infancia. Y antes que Sugus de menta, prefería aspirinetas Bayer y Redoxon.

En nuestra mini encuesta, los Sugus de menta se ubican segundos. ¿Y a quiénes tenemos primeros? A esos suspiritos azules, caso de Pitufos cuadrados que serían el deleite de Gargamel. ¿Sugus de ananá?

Bueh, está bien. Pero mi tristeza más grande es que sólo una persona votó por los Sugus de limón. Y esos eran mis favoritos.

El único consuelo sería que en una bolsita de Sugus surtidos para compartir, yo me los comería todos y no tendría competencia!

Tuesday, December 9, 2008

Con sabor a anden

Hay varias canciones del rock nacional que tienen que ver con trenes y siempre estuvieron cerca de mi imaginacion. Tal vez sea por esas ansias de levantar vuelo que tenia ya desde chica. Tal vez sea por que el tren tiene en mi cabeza una mistica de quemar kilometros, llegar lejos, parar en pueblos y encontrar gente. Algo que el avion, tan de punto a punto no te puede dar. Algo que el auto con esa mania de hacerte mirar siempre para adelante tampoco consigue.

Asi que hay muchas canciones que mencionan trenes que cautivaron mi imaginacion cuando era adolescente y que aun me tienen a punto de sacar boleto. Los dejo con esta version de la reina de todas las canciones de trenes, of course, y a ver quien se acuerda de otras y nos deja el comentario.

Bienvenidos al tren

Friday, December 5, 2008

Si no fuera porque no es


Si no fuera porque no soy yo, yo juraria que soy. Tengo en mis manos el libro "Tesoros familiares", con introduccion de mi amiga Sandra y produccion de sus amigas Lucila Bodelon y Veronica Garcia. Para los que crecimos en los '70, es una recopilacion de imagenes de nuestra infancia y hojear sus paginas es perderse en un sinnumero de reconecciones. Y como este blog tiene mucho de eso, aca van las alcoyana coincidencias.

Telerin! Botanguita! El Italpark! El Torreon? Ese es el torreon? Las Flecha! Mira, las Flecha! Si, pero esas son las azules, no las blancas con vivo rojo...

Y por que juraria que soy? Bueno, porque yo tenia en mi pieza exactamente el mismo farolito, con el mismo banco de plaza, en colores blanco y naranja. Cuando me fui haciendo muy grande para farol y banco, el esperpento paso a mi tia para disfrute de mi primo, uno primero, el otro despues. Desde chica ya me preguntaba sobre el proposito de semejante menage, que pese a ser algo cutsie, ni era comoda, ni era practica. Y si pensamos que para la epoca en la que adornaba mi habitacion yo tenia poca idea de lo que era un banco, un farol, o para el caso, una plaza, imagino que su unica funcion, ademas de la de ocupar espacio que no sobraba, seria el deleite de mis mayores.

La cosa es que ahi, en una de las fotos de 1973, hay una beba, que si no fuera porque no es, seria, y alli estan el banco y el farol que podrian ser los mios. Y donde estaran ahora me pregunto? Creo que en una conversacion reciente con mi vieja, me menciono que si queria a los susodichos para mi beba. (Estas loca? pense. No es ni comodo, ni practico, no deleito a sus mayores de menores, no vamos a empezar ahora). No mami, respondi, el envio saldria carisimo :) sonrisa Odol en el eter. (De paso, Odol todavia existe?)

Creo que en algun momento de nuestras vidas y luego de pasar por varios primos, farol y banco habran vuelto a la baulera de Beruti, donde pasan el tiempo con un armario de bebe y un juego de sillones enormes y negros, muy mod, que mi papa tuvo el mal tino de comprar en los '60 y mama se saco de encima en los '70, pero ese, ya es otro tema.

Asi que animense, los invito a visitar el libro en su version web y tal vez se corran a la libreria para darse el gusto de tenerlo entre sus manos. Que si escuchaban a Calamaro en los '80 seguro seguro seguro jugaron al Ludo-Matic en los '70, aprendieron a atarse los cordones con las Pampero y hasta capaz conservan el Duravit.

PD: Che, una peticion humilde. Si alguien se cruza por la calle con mi vieja y se acuerda del farolito, haganme la caridad de no mencionar que era horrible, que habra sido su forma de darme un pedacito de plaza en esa infancia tan urbana.

Y si alguien tambien tenia el farolito en su cuarto y descubrio para que servia, a ver si me cuentan, que quizas lo mio fallo por pura falta de imaginacion!

Monday, December 1, 2008

Te traigo algo del kiosko?


Impensable. Este articulo de La Nacion propone algo que me resulta impensable.

Si el autor tuviera razon, el escenario casi diario de miles de recuerdos de mi ninez y adolescencia estaria a punto de desaparecer.

Hablamos de "El Kioskito". Todos tenemos uno: El kiosco de la esquina, el de la vuelta de casa, el kiosco del colegio, el de la casa de la abuela. El kiosco fue en nuestras vidas toda un institucion.

Mucho antes de que la ciudad se poblara de "24 horas" a fines de los '80, el kioskito era la fuente de nuestras pequenas satisfacciones y expectativas, el templo de la golosina, y el lugar donde empezamos a ejercitar nuestro poder de decision.

Aero o Suflair? Corazoncitos Doryns? Sugus de naranja o menta? Manon o Colegial?

Pero vean por ustedes mismos, a ver si esto es posible.