Tuesday, December 22, 2009

Una propuesta de Navidad

¿Estás cansado del espíritu navideño? ¿Te tienen frito los adornitos, el papel de regalo y las lucecitas? ¿No tenés un poco de ganas de arruinarte la fiesta?

Este año te traigo una propuesta diferente. Hacé click y después contame si lo conseguiste.

Felicidades a todos! Y cuidado con confesar que te gustaban los Parchís, que si se enteran Papá Noel, Santa Claus o La Befana este año no te dejan nada.

Wednesday, December 16, 2009

Se pinchóoo!

Gracias a un link roto y por una larga asociación de ideas, me encontré pensando en aquella propaganda de Poxi en la que un niño, que lloraba desconsolado, decía: "Se pinchóoooo. Mi papá dice que no se puede arreglar".

Así me sentía yo, ya que el link está irremediablemente roto y no pude acceder a contenidos que andaba buscando hace rato. En la propaganda animada, una voz en off decía: "Sí, se puede", ante la incredulidad del niñito que seguía berreando.

Yo creo recordar que lo que se había roto era un juguete onda salvavidas y que se podía arreglar con uno de esos tubitos mágicos de Poxialgo, que en ese entonces era la nueva variante y toda un novedad.

En casa, mi viejo era un poco torpe para hacer arreglos. Volvía de la ferretería con clavitos y tornillos que nunca usaba, o usaba mal, y que guardaba celosamente en latitas de Sucrets y frasquitos de sacarina. Pero como le encantaba mezclar menjunjes y creía firmemente que todo "se arregla con Poxipol", el empastro nunca faltaba.

A mí me maravillaban esos dos tubitos, uno rojo y otro azul, para revolver con gusto y enchastrarlo todo. También había una versión transparente para que no se notaran tanto las cagadas, pero mi viejo era a prueba de balas. Siempre se notaban.

El Poxiran era terrible. Venía en tubito verde y amarillo, con espátula amarilla que acompañaba, un olor que volteaba y por alguna razón siempre sobresalía. O le ponía mucho o se lo ponía mal. Con su terrible consistencia Miki-Moko no había solvente que aguantara.

Ya no me acuerdo cuál de todos los poxis era el Poxi Mágico que arreglaba el juguete del chico desconsolado. Por mucho que revolví, no pude dar con la propaganda en cuestión, pero les juro que mientras insistía y hacía click me sentía así... A la espera de que una voz en off me dijera, con un tonito entre piadoso y condescendiente: "Sí, se pueede. Te digo que sí se pueede. Se arregla con Poximagia".

¿Qué Poxi era, ustedes se acuerdan? ¿Y, lo principal, están seguros de que se puede arreglar?

Friday, December 4, 2009

Quedándome o yéndome

Resulta que hoy en Buenos Aires toca el Flaco Spinetta. Celebra 40 años con la música con un concierto en el estadio Vélez en el que promete hacer un recorrido por su obra en compañía de los músicos de su vida y de la mía.

Resulta también que él está allá y yo estoy acá. Y como eso es irreversible e irremediable, no me queda más que conformarme con este posting a guisa de homenaje ojos de papel, no corras más, quedate hasta el alba.

La verdad, yo no he sido de las que han cantado hasta el cansancio "Muchacha ojos de papel", aunque confieso cierta debilidad por "Alma de diamante". Cuando se trata del Flaco, me sería imposible elegir un tema en particular. A mí Spinetta me gusta. Como me gustan Seru Giran o The Beatles. Una de esas verdades inexpugnables.

Sus temas me ayudaron a pensar y fueron la poesía que no leí, me abrieron los ojos de interés y de asombro, despertaron mis preguntas.

En mi agenda de cuarto año, mezclada con amores y algunas decepciones, aparecen las letras de "Quedándote o yéndote" y "Tema de Pototo", que yo repetía como mantras para no perder la fe.

En la carpeta de quinto tenía pegada la de "Durazno Sangrando". Por esas épocas me había enamorado de "Bajan" y muero y moría por "Barro tal Vez".

Sí sí, y "Ana no Duerme", "El anillo del Capitán Beto", "Ludmila", "Fermín", o "Maribel se durmió". También "No te alejes tanto de mí", "Figuración", "Blues de Cris" o "Nunca me oíste en tiempo". Almendra, Pescado, Invisible, Jade, solo o acompañado, la lista sigue y sigue.

Hace poco, un amigo circuló una carta de Botafogo y yo no pude más que pensar en "Todas las hojas son del viento" - "Hoy que un hijo hiciste..." Y a veces, cuando mi hijita se duerme yo me canto "Plegaria para un niño dormido".

El Flaco siempre vigente o al menos siempre conmigo desde que era "así de chiquitita". De eso hace ya casi los mismos años que él celebra hoy con la música, en Buenos Aires. Y él está allá y yo estoy acá.

Si un camino surge de la nada,
será que mi canción llegó hasta el sol
Si algo te sacude sin sentido
será que la canción llegó hasta el sol

Esta noche se oirá dentro de tu piel,
no hay ningún momento que se pueda comparar al amor.

Monday, November 23, 2009

¡Échese un tinto, maestro! II

En estas épocas de Malbec y Sauvignon Semillón, cuesta imaginar que existiera una uva llamada Trapal y que esa uva diera el nombre a un vino, que sin ningún antecedente inca, se diera a conocer como "El Vino Sol".

Este era, señoras y señores que por ese entonces se dedicaban al Nesquik y el Vascolet, el vino Rojo - que no tinto - Trapal.

El jingle, que salió en 1973 y que apuesto reconocerán, suena sospechosamente al estribillo de un hit de la época: El tema "Let The Sunshine In" del musical Hair - al que ya llegaré - y que en un contexto de guerra y protestas mucho menos bucólico que nuestro comercial, decía entre otras cosas "Let the sunshine, let the sunshine in, the sunshine in" o sea: deja que entre el sol.

En nuestra publicidad, el sol no entraba, sino que salía pero entre las uvas y el vino, en fin, pocos habrán notado la diferencia. ¡Échese otro tinto, maestro! Y que sea el sol.

Sunday, November 15, 2009

Tres palabras: dulce-de-leche

Muchos de mis amigos saben de mis recientes aventuras y desventuras a causa del dulce de leche. Que no llega, que no alcanza, que está lejos.

Si bien mis desvelos suelen girar en torno al mate cocido, un reciente viaje al terruño me dejó con saudades de dulce de leche. Cualquier dulce de leche. Pero mucho.

Viviendo lejos hay que conformarse con lo que se encuentre, pero yo no acepto sustitutos. Caramel es caramel. Cajeta es cajeta. Y ninguno es dulce de leche.

Sé que el dulce de leche - que no, no es patrimonio nacional argentino y existe en la región con distintos nombres como "manjar blanco" o "arequipe" - le quita el sueño a muchos y le agrega kilos a varios.

En honor a todos nosotros que seguimos untando la tostada y ni locos te agarramos un Nutella, esta tierna propaganda vacuna que espero canten a coro como si se tratara de Pimpinela.

Besos a todos los dulcelecheros. Me voy a encontrar mi vocación y espero no terminar hecha una vaca.



Nanito, este es todo tuyo.

Thursday, November 5, 2009

Me engañaste, me mentiste

Este pasado Halloween o Noche de Brujas vi varias cosas raras. Festividades gotícas en Galicia, esqueletos en Guatemala, galletitas con forma de sesos que se veían deliciosas.

Pero lo que más me llamó la atención fue la elección de vestuario de mis amigos Darío y Laura en Uruguay. Ellos decidieron asustar a sus amigos disfrazándose de Joaquín y Lucía Galán. Y creo que lo consiguieron.

Joaquín y Lucía Galán, más conocidos como el dúo "Pimpinela", se unieron al inconciente colectivo a principio de la década de 1980 y sus éxitos se extendieron por Latinoamérica y España.

Una de las particularidades del dúo argentino es que pese a su relación de hermanos, podían interpretar en el escenario las contiendas amorosas que describían sus canciones, con un histrionismo digno de Luisa Kuliok.

A mí no me agarrarían ni muerta escuchando a Pimpinela, no tengo ninguno de sus más de 20 discos y no vi ni uno solo de los capítulos de su telenovela "El Duende Azul", pero debo confesar también que en los recreos del colegio, más de una vez nos entretuvimos imitándolos, con ese mentado diálogo del:

- ¿Quién es?
- Soy yo...
- ¿Qué vienes a buscar?
- A ti...
- Ya es tarde...
- ¿Por qué?
- Porque ahora soy yo la que quiero estar sin ti.

Creo que muchos de nosotros no contamos a los Pimpinela entre nuestros músicos de cabecera pero apuesto que todos podemos gritar a coro estrofas completas de algunos de sus temas más populares.

Anímense! Pónganse a prueba y cuéntenme cómo sigue "Me engañaste, me mentiste" y les apuesto que si nos lo proponemos cantamos a coro toda la letra de "A esa, vete y dile tú, que venga".

Vamos, no me vengan a decir que estoy mintiéndo, ya lo sé. No me vengan a decir que me vaya, que olvide que existieron, que pegue la vuelta. Que los Pimpinelas son inolvidables, aunque te sorprendas.

Jui. Y ahora vayan a sacarse la cancioncita de la cabeza y después cuéntenme si eso no es un buen susto de Halloween.

Sunday, October 25, 2009

Que te escuche mongo

Como si fuera sólo para comprobar que el mundo está efectivamente globalizado, mi amiga Susan - una asturiana/gallega/británica que se sumó a mi vida en Estados Unidos - me mandó desde Coruña una canción del colombiano Esteman que habla sobre las bondades de Facebook.

El tema me simpatizó, pero en dos milisegundos me encontró pensando no en la pronta actualización de mi estado sino en un grupo argentino de la década de 1980 que bien podría haberlo compuesto y que, más importante aún, entre bikinis y lunares me cantó unas cuantas verdades.

Viuda e Hijas de Roque Enroll: Señores, a agarrarse la peluca, ay que se te zafa el slip.

Corría la temporada de verano 1984-85 y además de llamarnos la atención sobre la depilación al sistema español, las Viudas reinventaron el twist, adaptaron viejas letras al argentino y aportaron con su estética y sus composiciones una novedosa picardía.

Algunos las definen como el primer grupo del rock argentino integrado únicamente por mujeres, pero lo que a mí me encantaba de ellas es que fueron las primeras - y creo las únicas - en abordar temáticas femeninas, desde una óptica femenina casi tabú y secreta, con un desenfado y un desparpajo de ese que yo llevo en la sangre.

Ni nos detengamos en el oprobio de admitir que uno debe depilarse (¡horror!), con sólo escuchar "El Templo del Azulejo" sobre los secretos de ese lugar perfecto o "Tras la medianera", sobre los anhelos y represalias de una muchacha que se mide la pollera en pos de la media medalla, queda claro que las Viudas se atrevieron a confesar intimidades del colectivo femenino que suelen quedar ocultos para nuestros congéneres masculinos.

Frases como "Lollipop, lollipop, mi bien, mi tesoro, te ruego te imploro que te bajes el pantalón" y lindeces como "atendeme la planta baja" habrán dado cuerpo a las fantasías de más de una. Mientras que "La familia argentina", del tercer disco "Vale cuatro", se metía con las apariencias y "Qué le digo a los chicos", del segundo disco "Ciudad Catrúnica", contaba las tribulaciones de una madre con un marido afecto a los ruleros.

No me voy a meter con "Estoy tocando fondo" y el FMI, ni con la culpa de Martínez y "Plata, Plata", un cover que me remite al "Pata, Pata" de la época de mi vieja y a la excelentísima cantante y líder sudafricana Miriam Makeba, porque eso es ya otro tema y muy serio.

Pero la cosa es que yo aprendí mucho con las Viudas. El día que tuve que darle raje a un galán de turno pensé "dejá libre el sofá yo ya tengo otro galán que se quiere acomodar" y así fue.

En otra oportunidad, el muchacho que me gustaba, finalmente se decidió a darme bola, pero era tarde. Allá vinieron las Viudas al rescate: "En el disco anterior yo estaba al mango pero es cosa del pasado, olvidate de Hawaii con vos no quiero viajar ni en un tren a Castelar".

Años más tarde, ya disuelto el grupo y definitivamente en mi pasado lejano, las Viudas seguían resonando en mi cabeza.

"Arroz con leche me voy a casar y me vuelvo loca con todo lo que hay que comprar, hice la lista en un lugar muy chic, sospecho que nadie va a regalar nada de allí", creo que puso en mi cabeza la noción de que podía evitarse el casamiento tradicional. En mi caso no fue de reaccionaria, que podría haberlo sido, sino más bien de vaga. Eso de hacer la liiista, no, impensable. Ya me lo habían advertido las Viudas, es mucho trabajo. "¡Ay, qué impresión me da!"

Por allí tengo un amigo que se dice "La viuda de Seru Giran", a mí me encantaría ser la amante de Seru ya que no puedo ser su viuda, pero si el puesto todavía está vacante, algo que yo quiero ser es: la viuda de las Viudas.

Epumer sonríe desde allá.

Monday, September 28, 2009

Sale con Frennys

Mi Willow es una nenita americana. ¿Cómo lo sé? Porque come las papa fritas con ketchup. Nada de abrir el sobrecito de mayonesa y embadurnar papas fritas y hamburguesas.

Y mientras ponderaba esto con cierto desconcierto me acordé de las Frennys y de Pumper Nic.

Pumper Nic era la parada obligada de toda salida con mi viejo. Estaba tan incorporado a nuestros paseos que a veces, él se hacía llamar "el hipopótamo de Pumper", especialmente cuando yo intentaba que se terminara mi comida.

"¿Qué te creés que soy yo?", decía, "¿El hipopótamo de Pumper?" Y ahí nomás, terminaba el plato antes de que mamá pusiera el grito en el cielo.

Yo no he puesto nunca un pie en un McDonald's. No es posicionamiento. Es que simplemente no ha ocurrido, y ahora, después de 15 años en este país, se ha convertido en algo así como una tradición. "Yo a McDonald's no entro y sanseacabó".

Pero, sí que fui a Pumper Nic. A muchos, muchas veces. Comía siempre la hamburguesa con queso y papá se pedía la doble o un Mobur (con jamón y huevo frito). Para mí, lo mejor eran las Frennys (con mayonesa) y el consabido hipopótamo.

Generalmente, pasábamos por Pumper luego de la peli en el cine Los Angeles, de la vuelta a mirar las jugueterías de la calle Florida o de la obra de teatro en el Gral San Martín. El Pumper no aparecía en el plan del día, pero no era necesario. Era fija que cenábamos allí.

Ocasionalmente, cambiábamos e íbamos a otro lugar similar que no tenía tantas sucursales y se llamaba algo así como Chezburger. Allí te daban un caso de Pumper con mostaza y además le ponían pickles (puaj). Me acuerdo clarito que había uno en la esquina de Corrientes y Uruguay y capaz alguno por la calle Florida. No podía competir.

Como todos recordarán, resulta que el Pumper tenía alguna que otra similitud con la cadena americana Burger King y, oportunamente, le pasaron la cuenta. Burger llegó a nuestras tierras y Pumper cambió el logo y fue decayendo. No importa.

En mi memoria y en la de muchos, hubo un sólo McDonald´s en nuestra infancia: venía con hipopótamo y se llamaba Pumper Nic. No tenía payaso adosado ni arcos dorados, pero allá marchábamos nosotros a comer Frennys con mayonesa. Todos tan felices y sin cajita feliz.

Por ahí leí que más tarde, cuando yo ya había cambiado el Pumper por los Pubs, Pumper ofrecía una "cajita infantil" en un intento de competir con McDonald´s.

No me interesa. A mí que me devuelvan el Pumper perdido, con su hipopótamo verde. Prometo retribuirlo con una ronda de Frennys y mucha, mucha mayonesa.

Monday, September 21, 2009

De una ternura perdida

Para todos los que celebran la primavera en el hemisferio sur y se acuerdan del amor y los festejos del Día del Estudiante, de aflojarse el uniforme del cole y salir por las calles de Baires con las carpetas bajo el brazo, este cover del Flaco Spinetta de la canción de Tanguito "Amor de Primavera".

Como me dijo alguien por ahí, un tema de una ternura perdida. ¡Feliz Primavera!

Sunday, September 6, 2009

No se puede parar la música


De vuelta de las vacaciones, estaba mirando con detenimiento la lista que el COMFER publicó hace cosa de un mes con los temas cuya difusión fue prohibida entre 1969 y 1981. Tratar de descifrar la lógica detrás de las decisiones es, al igual que toda esa época, desquiciante.

La lista incluye todo tipo de canciones, con temáticas e intérpretes diversos, de Víctor Jara a Roberto Carlos, de Charly García a Cacho Castaña.

Cacho, cae en desgracia por títulos regalones como “Cara de tramposo, ojos de atorrante” o “Si te agarro con otro te mato”, mientras que Camilo Sesto no logró conquistarlos con su propuesta de “Amor libre” y el Flaco Spinetta hablaba demasiado claro en "Me gusta ese tajo".

Años más tarde, Las Primas se darían el gusto y le pedirían a Antonio que sacara la mano, pero por ese entonces temas sugerentes como “Le bajás la caña para ir a pescar” o “No me toquen el instrumento” tuvieron que esperar.

Aparentemente, el ente calificador también consideraba que amar con desgano no era algo para andar difundiendo por la radio, así que “Yo te amo pero no mucho”, no vió el aire en 1969.

Tampoco parecía estar de acuerdo con alimentar la vagancia, entonces el tema “Doña Fiaca” de Eladia Blázquez, quedó afuera en 1978 y por si acaso, el “Hoy no me levanto de la cama”, de Manolo Galván, también.

El COMFER no sólo se ocupó de nuestros artistas de habla hispana, sino que por suerte, tuvo tiempo de aprender idiomas. Jaque a la reina y no podría difundirse “Lay Down, Make Love”, de Queen. También osaron meterse con la diva del Disco Donna Summer en su pleno apogeo y John Lennon, Eric Clapton y Rod Stewart corrieron la misma suerte.

Para uno de los temas, la lista se toma la molestia de incluir el problema. El estribillo repite "Wake up make love". Desconozco si hacer el amor estaba prohibido, pero en todo caso, no era para andar cantando.

“Chamarrita de un milico”, de Alfredo Zitarrosa, parece una inclusión obligada, igual que “La guerrillera”, de Horacio Guarany o "Hasta siempre", de Carlos Puebla. Otros temas, no son tan cristalinos.

Tampoco es claro por qué algunas canciones fueron lisa y llanamente prohibidas y otras fueron solamente consideradas no aptas para el horario de protección al menor, entre ellas: "Quiero tu divorcio", "Que no me llamen tu mujer" y "Rompamos el contrato". Siempre me intrigó un poco eso del "horario de protección al menor", finalmente puedo ver de qué me protegían.

Y mientras yo crecía, protegida y a salvo de escuchar por la radio temas como Viernes 3AM, los Village People y otras yerbas, sonaban. No se puede parar la música ¿o sí?

Friday, August 7, 2009

Los regalos del tío Marian: ¡Feliz Día del Niño!

Una vez al año, el tío Marian suele llegarse hasta aquí desde su Buenos Aires querido. Y ya sea que esté en tránsito hacia Los Angeles o venga por trabajo, siempre aterriza con un paquetito para Willow.

En general, llega con ropa que la enana atesora y que hemos dado en llamar "los vestidos del tío Marian".

En dos ocasiones, el regalo provenía de una casa de ropa para chicos en la que nunca he estado y que se llama "Plaza Color". Junto a la prenda, suelen agregar una tarjetita con una poesía. Desconozco su autoría, pero igual quiero compartirla con ustedes, "los chicos", que ya somos padres o tíos, o tenemos enanos en nuestras vidas.

El mensaje me pareció importante. Algo para tener presente todos los días. Así que puse la tarjeta en un marquito y desde que mi hija tiene meses, está colgada en su habitación, para que nunca se le olvide a ella ni se nos olvide a nosotros que la niñez es cosa seria.

Para que si la suerte nos acompaña, podamos darle una niñez sin tristezas. Una niñez de besos y abrazos y risas, muchas risas. Porque una de las primeras promesas que le hice y que me propongo cumplir es darle una niñez que esté libre de los problemas de los adultos, una niñez de globos y calesitas, de muñecas, de sueños y de alegrías.

Así que en este Día del Niño, los dejo con el mejor regalo que nos hizo el tío Marian. Esta poesía:

La niñez

La niñez es cosa seria.
Es un pedazo de vida que nos sirve para todos los días que vendrán.

Se hace con momentos compartidos gordotes de emoción, con caramelos ganados a sortijas y desayunos en la cama de mamá y papá,
con barriletes de colores en el viento y en un rincón del corazón,
con abuelos, tíos, primos y muchos juegos y un gran toque de imaginación.

Se completa con los cuentos de la abuela, con el dulce de leche sobre el pan y las plazas con palomas y con perros y siempre ayuda una muy buena canción.
Los amigos y los juegos casi eternos, importantes también para el alma son.

La niñez dura poco y pesa mucho.
La niñez es algo para pensar y pensar.
Como padres en este mundo apurado, pensemos para poder dar.


Fla, si estás leyendo esto, please sabete que sabemos que seguro, seguro, vos estás detrás de algunas de las selecciones :)

Este posting va dedicado a un amigo de no tan chicos con quien compartimos hilos, escaleras y recuerdos de la infancia.

Sunday, August 2, 2009

Conociéndonos

Vamos, no se puede escurrir más el bulto. Creo que ya nos conocemos bastante y llegó la hora de la verdad. Nuestra relación ha ganado en frecuencia e intimidad así que a ver, quién se atreve a confesarlo:

Banana, ¿Sí o No?

Románticos de románticos que tuvieron su auge en la década del 70, el entusiasmo por Banana se desparramó hasta los años 80 cuando yo bailaba mis primeros lentos y hacía mis primeros pininos - sí,como Andrea "Pinina" del Boca, pero ese es otro tema.

Entonces, "Conociéndote", "Con la lluvia volverá el amor", "Una bicicleta de a dos" y "Aún es tiempo de soñar" con que viene César "Banana" Pueyrredon y te canta en la oreja.

Si tenías suerte, en medio del lento, el galán de turno te cantaba en la oreja mientras estratégicamente iba estrechando el abrazo. Si tenías mucha más suerte, el galán de turno cantaba bien.

Yo debo confesar que he bailado mis Bananas, que tenía el disco azul de letras amarillas y sabía de la existencia del licuado. Debo confesar también que me sé todas las letras y hasta toco algunas de sus canciones en la guitarra.

Si me obligaran, confesaría también que a fines de los 80, fui con mucho entusiasmo a ver a César en su etapa solista y no una vez sino dos. En Buenos Aires y en Pinamar, cosa de estar "Más cerca de la vida".

Pero, he de decir también que creo que no me gusta. Musicalmente hablando, creo que Banana no me gusta. Me gustaba más la mítica y esa cosa de saber que si bailabas los lentos, tarde o temprano te tocaba Banana. Como una cosa del comfort de lo conocido.

Entonces, ¿cuál era la historia con Banana? ¿Verdaderamente nos parecían buenos? ¿O nos gustaba por la esperanza de que al sonar Banana el chico o la chica que te gustaba finalmente estrechara el abrazo y lo bailara?

Veamos, ¿quién no pasó un momento romántico cortesía de Banana? ¿Quién no esperó que él o ella volviera al grito de "sé que vas a volver"?

La pregunta, entonces, señoras y señores, es: Banana: ¿Sí o No? Y a ver quién tira la primera piedra.

Monday, July 20, 2009

Encontrame a María

Me siento yo, con nombre y apellido. Quiero a las cosas que siguen mi sentido. De lo que uso, no importa tanto el nombre, porque mis pies saben llevarme a donde... Claro, y ahora andá a sacarte la cancioncita de la cabeza.

La cosa es que yo estoy buscando a María. ¿Quién era esa chica?

Y la razón por la que la busco no es por la propaganda de Flecha, sino porque creo recordar que hacía otra propaganda en la que aparecía vestida de escolar, en una situación de romántica inocencia con un chico, y recuerdo que esa propaganda nos hacía suspirar a todos.

A ustedes, imagino que por lo bonita que era la niña, a nosotras por esa asociación con el amor adolescente, tan en boga por aquellas épocas.

Entonces, ¿de qué era esa propaganda? ¿Era de una golosina? ¿Vos te acordás?

¿No me encontrás a María?***

***Encontramos finalmente a María: En la realidad, la chica se llamaba Felicitas Uriburu y el chico era Eduardo Molina. Una amiga me pasó el dato y otro amigo cuenta que fue alumna de su madre en la escuela secundaria. Nos quedó por confirmar que la propaganda de la golosina era la de Fliker y nos encantaría encontrar el clip. Si alguien lo ve, please, ¡avise¡

*** Actualización 2013: Encontramos también el clip. Suspirá aquí.





Thursday, July 9, 2009

¿Para enamorarse bien hay que venir al Sur?

Noooooo. Para hacer bien el amor hay que venir al Sur. Sin amantes ¿quién se puede consolar? Sin amantes esta vida es infernal.

Eppaaaaaa! A que ustedes no la recordaban así. En nuestra infancia, la versión original de la Carrá fue diluída en obediencia debida a nuestros altos mandos y yo crecí cantando:

"Para enamorarse bien hay que venir al Sur, lo importante es que tú vayas donde quieras tú. Sin amores, quién se puede consolar, sin amores, esta vida no es igual".

¿Sin amores, quién se puede consolar? Noooooo. Sin amantes, quién se puede consolar. Epaaaa.

Un fenómeno. La letra original es imperdible. Y por favor, tampoco se pierdan los moñitos en las camisolas de los muchachos del principio y los shorts ultra short de las chicas. Yo tenía uno blanco con el ribete en rojo, pero esa es otra historia.

Ah! Y si te deja, no lo pienses más: ¿espera a que se pase y vuélvete a enamorar? Error. "Búscate otro más bueno y vuélvete a enamorar".

Eso sí, en el Sur se pasa mejor. Gracias San por pasar el dato. Aguante el Cono S.

Wednesday, July 1, 2009

¿Verdad o Consecuencia?

"Verdad o Consecuencia", convengamos, era un juego sin mayores consecuencias. En el mejor de los casos, el chico o la chica que te gustaba por fin se enteraba y aceleraba el trámite. En el peor de los casos, te ligabas un beso del chico que no te gustaba tanto.

Solía ser una parte obligada de las reuniones de adolescencia, y aunque generalmente era inocente y no pasaba a mayores, vamos a ver, quién no recuerda un sonrojarse, una vergüenza velada y el momento temido en el que te preguntaban: "¿A vos quién te gusta?".

Nos sentábamos todos en ronda de sofá y empezando por un chico cualquiera elegíamos, "Verdad" o "Consecuencia". Si "verdad", había que responder la pregunta que te tocara. Si "consecuencia", que alguien te ayude.

Si eras chica, seguro preferías verdad. Te librabas de los peligros de la consecuencia y además podías mentir. Si eras varón, tal vez elegías consecuencia y arreglabas todo con un beso.

A veces, era la oportunidad para que los varones se mandaran al frente unos a otros y pusieran al descubierto a algún señor rezagado que no se atrevía a conquistar a la dama. Entre las chicas, la cosa era distinta y mandar al frente a una amiga podía costarte caro.

A mí siempre me pareció un juego sin mucho atractivo e indefectiblemente elegía verdad sobre consecuencia.

Primero, porque jamás confesaría mis secretos más íntimos en ronda de pares - asi que ya sabrán ustedes, señores, que les he mentido. Segundo, porque en cuanto a los besos sin consecuencias los prefiero en privado y con la gente que yo elijo.

Una variante aún más light del juego incluía la opción de "opinión". Asi que la pregunta era "¿Verdad, Consecuencia u Opinión" y la variante opinión se reservaba para ultra tímidos y chicas cautelosas.

De todas formas, el juego tenía su arte y jugarlo fiel a sus principios requería de cierta valentía. Yo no sé... ¿Qué si hubiera "Verdad o Consecuencia" para adultos? ¿Ustedes, se le animarían?

¿Verdad o consecuencia? ¿A vos, quién te gusta?

Sunday, June 21, 2009

En el día del padre y del hijo

Cuando yo era chica, un sábado cualquiera con mi viejo empezaba después de almorzar, cuando papá sacaba la sección Espectáculos del diario La Nación y birome en mano marcaba las cosas que podían interesarme.

Función de teatro en el General San Martín o quizás una peli en el cine Los Angeles, en Corrientes y Callao. Las marquesinas del Los Angeles me encantaban, con los personajes de Disney colgando desde el cielo.

Cruzando la calle, el cine Alfil, donde también había a veces películas para chicos, y creo que al lado un Pumper Nic, de parada obligatoria.

Después de la función, caminábamos Corrientes abajo metiéndonos en las librerías o parábamos en La Giralda para un chocolate con churros.

El paseo solía terminar en la calle Florida y las vidrieras de dos jugueterías: El Duende Azul y, mi favorita, El País de las Maravillas.

A mí me gustaba mirarlas de afuera, no porque fuera un niño de Vivencia, sino simplemente porque no había ningún juguete que quisiera en particular. Nunca entrábamos.

Lo que a mí me interesaba era la vidriera. El País de las Maravillas tenía un display giratorio, de varios pisos, y como con la calesita, yo esperaba otra vuelta a que pasaran los juguetes que me gustaban.

Volvíamos a casa ya de noche, con algún libro bajo el brazo y seguro seguro, un muñequito de mijo o tal vez un póster, comprado en las disquerías pedorras de calle Lavalle.

Feliz Día del Padre, viejo.

Friday, June 12, 2009

Viernes 3 A.M.

Seru Giran. Está todo dicho.

Los dejo con un poco de historia. La tuya y la mía. La segunda parte acá y la tercera aquí.

Si te da, contame tu historia con Seru.


Wednesday, June 3, 2009

Pero que sea de frutilla

Sí, sí, yo sé que el Biznikke todavía existe. Y si me lo permiten, ya no sabe igual.

Pero de lo que yo quería hablar no era del Biznikke común, de papel envoltorio celeste y blanco con figurita alegórica de esquimal en iglú. ¿Ahora esquiador?

No, a mí lo que siempre me tuvo perpleja era el Biznikke nevado de frutilla. ¿Se acuerdan? Era un caso de esperpento ayogurado, con bizcocho y chocolate y un agregado frutilloso de color rosado.

Y creo que, al menos en los 70, también había otros sabores. ¿Banana? ¿Ananá? Este con envoltorio verdoso y figurita de hawaiana. ¿Moco? ¿Menta? Puaj.

Lo peor, es que creo que los probé todos, y el mal recuerdo me persigue. Como un caso de Chuky clonado, los Biznikkes saborizados se replican y en mi memoria viven en un estante de la alacena, justo al lado del Nesquick de Frutilla y detrás del de banana.

Puaj, y tres mil veces, puaj. Este... ¿A nadie le quedó un pedacito?

Tuesday, May 26, 2009

En el país del asado... Kenia con barbacoa

A raíz del feriado del 25 mayo, noté que muchos amigos que están en Facebook comieron locro y otras exquisiteces.

Aca, el 25 de mayo coincidió con el feriado de Memorial Day, típico día de asados y encuentros al aire libre y el comienzo "oficial" del verano. Así es, el verano aca no empieza logícamente cuando le corresponde en el calendario sino el fin de semana de Memorial Day. Ese es el día que abre la pile, sacamos a relucir las sandías y los sucesores del Rayito de Sol. Si quieren saber cuándo termina, pues es sencillo. El verano no termina cuando empieza el otoño sino el fin de semana de Labor Day. ¿Fácil, no?

La cosa es que Memorial Day es típico día de barbeque o BBQ, algo que en nuestras tierras responde al nombre de "barbacoa". Sin chinchulines ni mollejas y todo embadurnado de BBQ sauce, más y menos rica.

Cuando yo era no tan chica, pasaban por la tele la siguiente propaganda. Ahora sé lo que es, pero sigo sin entender a qué genio de la publicidad se le ocurrió patrocinar la barbacoa en el país del asado.

Aunque pensándolo bien, si mil años más tarde yo veo que mis amigos se dieron la panzada de asado allá y aca yo pienso "Kenia con barbacoa", es que el slogan funcionó.

¿Y a Kenia cómo le fue? ¿Todavía vende cocinas? Pasame el chimichurri.


Wednesday, May 13, 2009

No apto para menores

Ayer, hablando con un amigo de cualquier otra cosa, me acordé de este anuncio público que se veía en nuestros televisores a principios de los '80 (¿o era a fines de los '70?).

De memoria y ligerito, decía así: "Aquí finaliza el horario de protección al menor. La permanencia de los niños frente al televisor queda bajo la exclusiva responsabilidad de los señores padres".

Y yo que me quedaba despierta hasta la madrugada para ver la serie "Family", con Kristy McNichol, que iba pasada la trasnoche y al igual que "Melody" merece un posting aparte.

Ahora me hace dudar, no sé bien de qué me protegían. ¿Qué pasaba cuando se acababa el horario de protección al menor? Yo me quedaba leyendo con una linterna, debajo de la frazada. A veces, apagaba la luz y miraba el cielo por la ventana.

Este, de los '80, suena distinto a como yo lo recuerdo. ¿Sigue existiendo el aviso? ¿Eh, señores padres? ¿Se acuerdan?

Friday, May 1, 2009

1 de mayo

Hace unos días refloté mis fotos del jardín de infantes y estuve charlando un rato con algunos de mis amiguitos de entonces y me acordé de los novios de salita rosa, los amores de la infancia y esas cosas que quedan en el recuerdo.

Asi que para celebrar el 1 de mayo como corresponde, voy a detenerme un momento para esbozar una sonrisa. ¿Se acuerdan de la película Melody?

Yo debía tener muchos años menos de los que debería tener para entenderla, pero no sé, hubo algo en esa película que se quedó conmigo.

Corría el año '76 o '77 y me acuerdo que mi amiga Lorena tenía el disco y yo tenía el cassette. Siempre me llamó la atención que la tapa del disco y el cassette eran diferentes. Los temas, creo, eran los mismos.

El que más, más, más, me gustaba era "First Of May", de los Bee Gees, seguido de cerca por "Teach Your Children", de Crosby, Stills & Nash, especialmente la frase que decía "Teach your parents well"… ya se me veía la pata a la sota desde chiquita.

Pero lo que más creo que me impactó de esa película y sé que lo traigo conmigo hasta ahora es eso de la valentía de amar, no importe cuán ridículo parezca, ni importen las circunstancias.

Si dos chicos de escuela primaria fueron capaces de sentir un amor tan profundo que se atrevieron a romper con las convenciones e ir en contra de las reglas de un mundo adulto para estar juntos, sign me up, esa es la clase de amor que yo quiero. A los 7 años y a los 40, porque algunas cosas nunca cambian.

Sí, sí, sí, y si además le ponés una buena banda de sonido, mejor ;-)

Este posting va dedicado todos los amores Melody de nuestra infancia, y al mío en particular, y también a mi amigo Ernie que hace no mucho me hizo el regalo más lindo del mundo al ayudarme a recuperar la película.

Friday, April 10, 2009

Hacen falta huevos

Huevos. Huevos duros. Huevos rellenos. Huevos de colores. Huevos de Pascua.

El huevo de Pascua ha de ser de chocolate con leche, con confites de chocolate de los ricos y adornado con una mezcla de chocolate y chocolate blanco.

Nada de huevos de chocolate amargo con adorno de azúcar en colores vivos y ribete acanalado en blanco, no importa qué número de huevo sea.

No señor. Y no me le pongan juguetitos de plástico adentro, onda Topolín, que ya sabemos en qué rubro cae eso.

Cuando yo era chica, mis papás compraban los huevos de Pascua en "El Cafetal", un negocio que vendía café en granos, caramelos de esos de abuela y unos huevos de Pascua legendarios con chocolate que se te derretía en las manos y te las dejaba para chuparte los dedos.

"El Cafetal", según corrobora mi amiga Guille, estaba en la avenida Santa Fe, entre Agüero y Laprida y dejó de existir hace muchos años.

Me acuerdo que cuando llegaba la Pascua, tenían en su vidriera unos huevos enormes, gigantescos. Vaya a saber qué número eran (porque los huevos en cuestión vienen con número, ¿vieron? como para que encuentres el talle que mejor te sienta).


La cosa es que mientras papá pagaba el huevito modesto que correspondía a mi tamaño y estatura, yo contemplaba los huevazos de la vidriera, cual canción de Vivencia.

Creo que hace como 20 años que no pruebo un huevo de Pascua de chocolate como aquellos. Asi que esta Semana Santa, háganme la caridad, cómanse un huevo de los ricos y embadúrnense bien los dedos en mi nombre.

Friday, April 3, 2009

Ganas de hacerse la rata

En 1980, Miguel Cantilo y su no muy éxitoso grupo Punch sacaron “Adonde quiera que voy”, parte de un disco que pasó sin pena ni gloria.

Sin embargo, yo recuerdo el tema que se hizo hit con mucho cariño y revolviendo encontré esta remake de “Adonde quiera que voy” con Miguel y Fabiana Cantilo y un video tierno que me despertó una sonrisa y me dio ganas de hacerme la rata ... :-)

Y vos, ¿te hiciste la rata?

Wednesday, March 25, 2009

Jugate conmigo

Hace unos meses, una amiga mía que sigue el blog con constancia y devoción, confesó que luego de uno de nuestros acostumbrados viajes a los ´80 se pasó la tarde jugando al Frogger.

Los jueguitos electrónicos, los de antes, fueron mi pasión. Asi que ya dedicaré más tiempo a templos como Bowling Sacoa y Juegos Plaza, que ya desde los ´70 me hicieron perder horas de playa y mucho dinero a mi papá.

Space Invaders, Galaga, Donkey Kong, Pac Man…

Los dejo con lo que me pareció la mejor versión gratis para jugar al Frogger en Internet.

Los gráficos son casi idénticos a la versión original y los sonidos están muy bien logrados, aunque le faltan algunos como la musiquita, el CROAAAC! ese tan particular de cuando metías la ranita en una de las casas y el “túnununu nununú” de cuando se moría. El ritmo también es un poco acelerado, pero vamos, esto es como andar en bicicleta.

Fijate cuántos niveles podés hacer y si te pescan jugando en el trabajo, pasale el link a tu jefe y a ver si se resiste!

Tuesday, March 17, 2009

¡Échese un tinto, maestro!

Pasan cosas lindas en una familia. En otras no. Especialmente si la madre le da al novi desde los comienzos. Un sino de los tiempos.

Todo dicho esto con humor y respeto a nuestras madres que fumaron, bebieron y vaya a saber cuántas cosas más antes de tenernos. ¡Salú!

Wednesday, March 11, 2009

Diez minutos para el recuerdo

Hablando con un amigo de nuestros romances de adolescencia, me acorde de un programa que nos acompañaba por la tele mientras nosotros viviamos la vida de verdad, nos topabamos con las primeras ilusiones y los primeros besos.

Pelito, que salia por Canal 13 entre 1983 y 1986 y fue semillero de chicos como Adrian Suar, Julian Weich o Nicolas Monje, abrio paso luego a Clave de Sol, programa que debo confesar miraba con entusiasmo aunque ya estaba mas grande.

Me acuerdo que la cortina del programa empezaba con la palabra Pelito escrita en letras con dibujos, una medialuna, un lapiz, etc. y habia unos chicos corriendo lo que parecia una carrera urbana por una calle de barrio.

Los dejo con este video donde varios de ellos cuentan sus experiencias y como fue que llegaron a ser los chicos de Pelito, como eran sus personajes y la respuesta a veces intensa del publico.

Wednesday, March 4, 2009

El Topolín, qué inmundicia

El Topolín, convengamos, era pura bolsa y poco chupetín. Y como chupetín, era inmundo.

Yo no sé si era que en el kiosco al que iba mi abuela los tenían viejos, pero los recuerdo como una pestilencia redonda, de color naranja blanquecino y con gusto a mandarina pasada. Eso, mandarina pasada, ¿viste, no? Medio desabrido, medio seco, medio pegotoso, un asco.

Lo único que valía la pena del Topolín era la sorpresa. Y no realmente el juguetito de plástico berreta que venía adentro, sino eso, la sorpresa. ¿Te acordás? La anticipación de abrir la bolsita y no saber con qué te ibas a encontrar. ¿Sería un soldadito de plástico verde inmundo o un autito con rueditas y que además, rodara?!

La bolsita era roja y amarilla, con el consabido topo en el frente, y hacía un ruidito simpático cuando la abrías. El juguete en general era diminuto y había que hacer a un lado el chupetín para pescarlo.

Imagino que cada quien tendría su técnica y habría quienes romperían la bolsita para que todo cayera al piso y hacerse del juguete más rápido. Yo no, que sé yo, a mi me daba pena mi abuela, que se había ocupado de comprar la pestilencia. Así que me enchufaba el chupetín en la boca primero y luego estiraba los deditos para sacar eso de lo que hablaba antes… la sorpresa!

Decime, ¿todavía existe el Topolín? Y si hoy tuviéramos la bolsa enfrente, ¿a qué sabrían las sorpresas, eh? Dale, andá a comprar uno, que acá no tengo, estirá los deditos y contame, ahora que estamos grandes ¿a qué saben las sorpresas?

Thursday, February 26, 2009

Los Kalkitos eran cosa seria

Siguiendo con el rubro calcomanias y tatuajes. Se acuerdan de los Kalkitos? De donde venian y quien los hacia?

Por alguna razon, yo imaginaba que los Kalkitos habian aterrizado en Argentina desde una extraña galaxia y nadie mas en el mundo sabia lo que eran.

Pero noooo, hablando con amigos de todas partes, me cuentan que en sus paises tambien habia Kalkitos. Igual que con el dulce de leche y las empanadas, toda una revelacion.

Resulta que los Kalkitos no solo andaban por todos lados sino que ademas eran cosa seria. Sin importar cuan habil era uno transfiriendo las imagenes al papel y con solo una birome o un lapiz, cualquiera podia armar su propia ilustracion y ser artista.

Buscando en Internet, parece que los Kalkitos fueron una super idea de la division papelera de Gillette y llegaron a Argentina a fines de los ’70. Yo recuerdo comprarlos en la libreria del barrio, ahi, ahi, pegaditos a los pocketers y las figuritas con brillantina.

Habia de cowboys y de vikingos, habia con personajes, habia de animales prehistoricos, de la luna y del fondo del mar. Eran una forma maravillosa de Letraset pero con muchas mas posibilidades.

Armar tu propia historieta estaba muy bien, pero mi curiosidad se extendio un poco mas alla de la dobladita que servia de medio a tanta imaginacion.

Kalkitos en el vidrio de la ventana? Hecho. Kalkitos en las hojas Rivadavia? Tambien. Kalkitos en los azulejos del baño? Mmmhhh, esa estuvo dificil. Kalkitos en las manos a guisa de tatuaje? Ven, esa no funciono. Habia que darle muy fuerte con la birome y me dolia.

Tengo la impresion que los Kalkitos fueron una moda que no duro mucho, pero tal vez me equivoco. Si recuerdo que estuvieron durante mucho tiempo pegados en el vidrio de mi ventana para disgusto de mi mama.

Y alli permanecieron hasta que empece el colegio secundario cuando, asi nomas, en el primer recreo, del primer dia del primer año, nos olvidamos de las figus, los Kalkitos y la mancha venenosa y nos sentamos a hablar al sol como todas las chicas grandes de todos los otros años.

Pero esa, es otra historia.

Thursday, February 19, 2009

Un tatuaje para Willow

Mi hijita de dos años y medio decidio tatuarse. Para ello uso una birome negra que encontro entre los pliegues del sillon de su cuarto y con lo que costo sacarle las marcas, lo mismo hubiera dado llevarla al Tatoo parlor.

El episodio me hizo acordar de varias cosas. Una de ellas, el Chicle Tatuaje.

Parecia una tabletita de Milkibar, por lo rectangular y chatito. Venia envuelto como un chocolatin, con el tatuaje en el reverso y tenia las instrucciones atras.

El chicle, tenia un gusto indefinido afrutado, un poco similar al Yum-Yum pero muy distinto del Bazooka y a mi me encantaba. Lo del tatuaje era un adicional de poca monta, pero ya que estabamos me lo ponia.

Habia que humedecer la piel, aplicar el tatuaje, esperar unos minutos con paciencia y levantar el papelito. La paciencia era la clave para que la transferencia funcionara. Si te ponias ansioso terminabas con un manchon borroneado y tinta verde y roja en la camisa del colegio.

El uso sugerido era el dorso de la mano y yo obedecia rigurosamente, aunque seguro que igual te lo podias poner en el tobillo, el cachete, la barriga, el homoplato como buen precursor de todos los tatuajes que al final nunca me hice.

Salgo corriendo a buscar por aca el equivalente del Chicle Tatuaje. Espero que mi hijita lo acepte como alternativa lavable y se olvide por ahora de sus creaciones indelebles.

Friday, February 13, 2009

Estoy hecho un demonio

Es viernes! Ponete musica. Un compiladito de los '70 para empezar el fin de semana.

Movete, chiquita, movete. Salta, salta, pequeña langosta. Que la dejen ir al baile sola y mas... a ver si te animas a cantarlas todas!


Monday, February 9, 2009

Planeta Chocotorta

Los otros dias, una amiga que vive en España refloto las fotos de su chocotorta alternativa y dio lugar a este posting y a un antojo incontrolable de comerme una.

La chocotorta, no necesita definicion, pero solo para hacernos agua la boca, consistia de una construccion tipo Rasti hecha con Chocolinas, que algunos embebian en liquidos varios con o sin alcohol, todo unido con una mezcla de dulce de leche y Mendicrim.

Para mi, el formato tradicional era rectangular, aunque algunos innovadores se animaban a meterla en una tortera redonda. Anatema! Para innovacion, como mucho, chocolate rallado por encima. Nesquick en polvo tambien era aceptable.

Una de las principales ventajas de la chocotorta, ademas de que era riquisima, era que no requeria coccion y ya desde chiquito uno podia embadurnarse las manos y completar sin mayores complicaciones un postre de rechupete.

Revolviendo en Facebook, me encuentro que los seguidores de la chocotorta somos muchos. Palermonlinecuenta que algunos restos sirven chocotorta como delicatessen retro y parece que ha trascendido la esfera de la cocina familiar y algunas casas de tortas la ofrecen entre sus especialidades.

Chocolinas son las legendarias galletitas de la firma Bagley, actualmente asociada con Arcor y parte del Grupo Danone. Segun cuenta el sitio institucional, las Chocolinas cobraron popularidad a partir de los anios '60, junto a galletitas como Coquitas, Merengadas, Mellizas, Rumba y Amor.

Pero por mucho que me lei la historia de Bagley de pe a pa no encontre mucho mas sobre el origen de estas galletitas que alegraron mas de una merienda durante mi infancia en los años '70 y '80.

Y, horror, en su sitio de recetas no figura la receta de la chocotorta, ni bajo tortas ni bajo postres, ni buscando por ingredientes, ni llorando con angustia.

Contanos, vos te haces la chocotorta? Para vos? Para tus hijos? Te la hacian para tu cumple o cuando venian amis a jugar a tu casa?

Quien nos manda la mejor receta? Tradicional o innovadora, helada o a temperatura ambiente, todas son bienvenidas. Y si estas lejos y te faltan ingredientes con que los sustituis?

Wednesday, February 4, 2009

Canciones del verano (para los mas viejitos)

Quien era John Paul Young? No, Paul Young el de los '80 no, ese de "Every time you go away", no. John Paul Young, el de los '70, un muchacho australiano, originariamente de Glasgow, Escocia.

"Love is in the air" fue su unico gran hit a nivel mundial y en el verano de 1978 sonaba en Argentina. Los mas jovenes tal vez conozcan la cancion en su reedicion de 1992 para la pelicula "Strictly Ballroom".

Todavia es un clasico, asi que enchufense los bell-bottoms y saquen a alguien a bailar!

Sunday, February 1, 2009

La completa

Aca va la cancion completa del Bobby. Incluye la tercera estrofa, con el mar en el frasquito que creo tambien se pasaba por la tele y una cuarta estrofa de perros retozando en el agua y gaviotas, que jamas habia escuchado.

Seguimos sin tener muy claro cual era su funcion dentro del Operativo Sol, aunque una lectora dejo una respuesta que suena razonable en el posting anterior.

Wednesday, January 28, 2009

Operativo Sol

Si la memoria no me falla, el Operativo Sol comenzo alla por 1980 en un esfuerzo de la policia de la provincia de Buenos Aires por ofrecer mayor seguridad durante el exodo veraniego.

Una de sus primeras campañas fue la "Bobby, no me extrañes" y, a juzgar por las cosas que se encuentran en Internet, el jingle sigue en la memoria de todos.

Yo puedo cantar la cancion completa, al menos la porcion que pasaban por la tele. Tambien hay una version cancha, que se ajusta al equipo favorito y que muchos cantan sin saber de sus origenes.

Lo que nunca, nunca entendi es cual era su funcion. Los foros en Internet no se ponen de acuerdo. Que era porque no te dejaban llevar perros a la costa. Que era para que los animales no sufrieran el calor. Que era para que no dejaran a los animales olvidados despues de un dia de playa. Entonces, para que cazzo era? Alguien la entendio alguna vez?

La mejor respuesta se lleva el jingle completo y un cachorrito de regalo ;-)

"Bobby, mi buen amigo, este verano no podras venir conmigo..." A ver quien se la acuerda entera?

Saturday, January 24, 2009

Así es el calor

39 grados en Buenos Aires, 35 en Neuquen y algunos dicen que hace "un calor de ordago".

Una amiga jura que si ponen un huevo en la vereda se hace frito y otra celebra que en una de esas llega el mal tiempo a Bariloche. Sensacion termica? 70 grados centigrados, apunta otro.

En honor a los que estan sudando la gota gorda y esperando que refresque, en vivo, del disco Vasos y Besos de Los Abuelos de la Nada (1983) "Asi es el calor".

"

Tuesday, January 20, 2009

Demasiado tarde

Hablando con un amigo de cualquier otra cosa, me acordé de Alejandro Dolina.

Los dejo con "Demasiado tarde para lágrimas", el programa legendario que Dolina tenía en los '80 en Radio El Mundo. Guillermo Stronatti, El Sordo Gance, el solero colorado...

Para mí, lo mejor era cuando agarraba artículos de revistas y los destrozaba, con voz impostada y comentarios mordaces que te hacían desternillar de la risa. Impagable. Yo me quedaba despierta hasta la madrugada con el walkman encasquetado y riéndome a carcajadas, pero bajito.

Thursday, January 15, 2009

Las canciones del verano (bis)

Corria el anio 1989 y nosotros bailabamos subidos a las mesas, en el pub Mastropueblo de Mar del Plata.

Del album "Doble Vida", que Soda lanzo en diciembre del '88, "Lo que sangra (la cupula)" con el volumen al taco y gritando como desaforados. Aguante Mastropueblo! El de Mar del Plata y el de Belgrano. Y vos, donde estabas?

Saturday, January 10, 2009

Me pones en la espalda?

Mucho antes del Hawaiian Tropic. Antes de la capa de ozono. Antes del filtro solar, las chicas (y algunos chicos) usabamos bronceador. De preferencia: Rayito de Sol.

El glorioso Rayito, venia en un pomo metalico, con colores verde, naranja y amarillo. Adentro, la pasta era de color dulce de membrillo oscuro, con un olor distintivo y consistencia muy densa. Si se te derretia al sol se transformaba en un aceite liquido con color a requecho de estofado, que estaba como para pasarle el pancito.

Entiendo que ahora, el Rayito de Sol viene con filtro solar, protector contra mosquitos y buenos deseos para un anio feliz, pero en los '80, era un producto "hard" para gente seriamente comprometida con el bronceado Caribe mas o menos desde septiembre.

Desconozco que era lo que tenia adentro, pero a mi me gusta pensar que habia una relacion directa entre el color furioso del Rayito y el bronceado zanahoria que sabiamos conseguir.

En el colegio empezabamos tempranito, mas o menos para la primavera. En los recreos de la tarde, nos arremangabamos la camisa, nos bajabamos las medias y nos poniamos al sol. Como el Rayito de Sol dejaba rastros visibles en la camisa celeste, en el cole usabamos un sustituto no tan eficaz, pero igualmente apreciado: el aceite Johnson para ninos.

Antes de conocer el Rayito, me acuerdo que eran populares bronceadores como Coppertone - que se decia copertone, a lo firestone. Mi mama y una amiga usaban un preparado especial, que les hacia el farmaceutico del barrio, y consistia en un aceite con iodo y extracto de zanahoria. Supuestamente, mucho mas eficaz que cualquier producto comercial.

Cuando el aceite se pasaba, olia inmundo. Creo que tenia vida propia. Y ni hablar de lo adherente que resultarian, todas embadurnadas en la playa.

Bronceadores, aceites, pastas, todos cumplian su funcion: estar bien quemado con color envidiable y look pollo Trak.

Y si se te iba la mano y te venias venir una noche de dolor, ampollas y mucha picazon, echabas mano al legendario SAPOLAN.

Aloe Vera? Caladryl? Noooo, Sapolan Ferrini. Leche sapolan. En su frasquito albiceleste repartia frescura y servia mas o menos para todo. Y al otro dia, podias volver empezar, con mucho, mucho, mucho Rayito de Sol.

Me pasas por la espalda?

Monday, January 5, 2009

Las canciones del verano

El calor de enero no se soporta? Te estas yendo de vacaciones? Te gustaria irte? Aca les traigo ritmos de otras epocas para pasar el verano.

Corria el anio 1983 y con los primeros esbozos del verano, sonaba en Buenos Aires este hit en italiano del grupo Ricchi e Poveri.

Los muchachos, estan en danza desde los anios 60 y son uno de los grupos pop mas populares de Italia. Grupos diversos, desde Ace of Base a Thalia han hecho covers de sus temas haciendolos populares en otros idiomas y por todo el mundo.

En Argentina, creo que solo tuvieron este super exito, que seguro seguro, vas a estar tarareando en tu cabeza durante las proximas horas.

Ya adivinaste cual es? Saca los zapatos de colores, la vincha onda Flashdance y los aros pastilla y baila al son de.... Acapulco, sdraiati insieme sotto al sole, mentre in Italia sta arrivando Natale sole, tanto sole.

Despues del video esta la letra completa.




Acapulco (Ricchi e Poveri)

Acapulco, sdraiati insieme sotto al sole
mentre in Italia sta arrivando Natale
sole, tanto sole.

Acapulco e poi la notte tropicale,
ti prende il cuore innamorarsi é fatale,
basta questo mare.

É un oceano di felicità, mentre un`altro aereo se ne va
prendi el fazzoletto e salutiamoci.

Stanno ritornando alla realtà, mentre noi che stiamo ancora qua
non pensiamo a quando finirà

Acapulco domani è tutta un`altra vita
con i problemi voglio farla finita
nuova dolce vita

Presto un onda di felicità, mentre il nostro aereo se ne va
prendi il fazzoletto e salutiamoci
stiamo ritornando alla realtà per tuffarci nella civiltà
tutto fila dentro la città

Acapulco, sfogliando in volo un rotocalco
c´è scritto vieni ad Acapulco
quasi quasi sbarco