Saturday, November 13, 2010

Felices 25

El último día de clases, no se me cayó una lágrima. Pensé, este es el primer año del resto de nuestras vidas.

Pese a los miles de momentos compartidos, pese a haber crecido juntas y a los afectos que forjamos, para mí - como siempre - la vida continuaba.

Un año después, estudiaba Derecho y tenía otra vida.

Una tarde, mientras preparaba el último parcial de alguna materia aburridísima, me pegó esta canción que conocía de memoria.

Por primera vez la escuché y me deshice. Tiene una luminosidad de adolescencia, una ternura perdida. Ese día, yo egresé del colegio secundario. Y entonces sí, siguió la vida.

Hoy, 25 años más tarde, nos reunimos con las mujeres con las que crecí a celebrar ese resto de nuestras vidas, que empezó en un patio de un colegio, una mañana de sol, en 1985.

Chicas, esta es para ustedes.