Tuesday, May 24, 2011

Notificaciones de Facebook

¿Estás harto de las notificaciones de Yo te conozco de antes en Facebook? ¿Te están llenando el buzón de e-mails cada vez que alguien pone un comentario en la pared del grupo?

No nos abandones. Metete en la página de Yo te conozco en Facebook. Hacé click en el botón de Editar la configuración que está a la derecha del nombre del grupo. Ahí podés seleccionar CUANDO querés recibir notificaciones y desactivar el envío de mails.

Así podemos seguir la conversación sin que nos llenen los buzones.

YO NO FUI, LO JURO. ¡Qué pesadilla!

Un abrazo,

Ceci

Sunday, May 22, 2011

Composición tema: Las calcamonías

¿Qué otra cosa decíamos mal?

Una conversación en el muro de Yo te conozco de antes en Facebook sobre la propaganda de Flecha derivó en una charla sobre calcomanías.

Cuenta uno de los lectores que él tenía en la ventana de su cuarto un calco gigante de Flecha. Dice que: “Era más grande que el ancho de la ventana y me tapaba el sol del amanecer”.

Me hizo acordar que durante gran parte de mi infancia, yo también tenía las ventanas de mi cuarto tapizadas con calcomanías de dudosa procedencia.

¡Qué manía! Las rejuntaba de adonde fuera y las pegaba sin criterio estético, ni de marca.

Es así que me despertaba cada día y veía calcomanías de Gati, Dogui, Cargill - y hasta frigoríficos CAP - mezcladas con algunas de YPF, el Automóvil Club y salames tandilenses Parrondo.

A mí no me tapaban poéticamente “el sol del amanecer”, pero no podía ver a los vecinitos del contrafrente, que eran más grandes y hacían unas fiestas buenísimas.

Mi viejo, tenía el vidrio de atrás del auto plagado de calcomanías. Muchas de ellas de lugares bonitos y una más grandota con forma de corazón albiceleste que ni vale la pena recordar.

Mi vieja opinaba que eso era una moda de mal gusto y que un día se iba a estrellar. Mi viejo nunca sacó las calcomanías del vidrio. Yo sí.

En cuanto a las cosas que decíamos mal, yo además de "calcamonía", recuerdo “tergopol”.

¿Qué otra cosa decíamos mal?

Monday, May 16, 2011

Si la conocés, me tomo una Cíndor

Corría el año 1981. Yo tenía un adefesio Grundig, un caso de combinado moderno que ya en ese entonces se veía antiguo.

El adefesio incluía bandeja toca discos, radio AM/FM y un caso de cassettera parecida a la de los autos. Si se te enganchaba la cinta era imposible sacarla sin cortarla.

Grababa incansablemente de la radio todo tipo de música en cassettes JVC. Por ese entonces, todavía no había resucitado el rock nacional y entre temas de películas como "Endless Love", el "All Out Of Love", de Air Supply o "Little Jeannie", de Elton John, a veces te enchufaban cosas como esta.

¿Que lo qué es? Ah mirá, de esto me enteré hace no mucho. Pero habré de confesar que la canción me quedó grabada en la memoria lo suficiente como para salir a buscarla 30 años más tarde y ahora compartirla.

"Lunedì chissà lei che cosa fa, oggi a scuola Serenella non ci va..."

Eso de no ir a la escuela y escapar es una temática que me encanta. Se repite, por ejemplo, en "Afuera de la ciudad" y en "Ana la dulce", de Nito Mestre y Miguel Mateos, respectivamente. Capaz fue por eso que me llamó la atención.

Además, hoy me hice la rata con aviso y no fui al laburo, así que la estuve canturreando y venía como anillo al dedo.

¿La conocen? ¿La recuerdan? Si alguno dice que sí, SIN TRAMPAS, la próxima vez que pueda me tomo una Cíndor. Sonaba bastante en Radio del Plata.



El tema es "Serenella", de 1980, editada en el disco homónimo del italiano Alberto Camerini.

Friday, May 6, 2011

Las Viudas, Seru y Pimpinela

Pero cómo me puedo haber olvidado de esto. ¡Pordió!

Claramente, en algún momento de mi vida, en algún momento de sus vidas, las Viudas se mezclaron con Pimpinela.

Me dijeron que te diga... en divertido mix con me engañaste, me mentiste al revés y un agregado de “a esa que te lava la ropa”. ¡Cómo es posible que hubiera olvidado esto!

Encuentran el video más abajo. Y tal como apunta mi amiga Chechi de Bragado, "no se pierdan el lookete del saxofonistaa!!! Rabiosos 80!!!".

Otra cosa que había olvidado: Es sabido que en mi muro de Facebook no se puede decir Seru. No se puede. Vos decís Seru y saltan millones de personas que hacen comentarios, se generan conversaciones encendidas, la gente canta a viva voz y a veces desentona.

No se puede decir Seru a la medianoche, por ejemplo, porque - como los Gremlins - nos convertimos. El que se iba a dormir despierta, el que se estaba por desconectar se conecta.

Con Las Viudas pasa lo mismo. No se puede decir Viudas porque cagamos. Esa noche, nadie duerme.

Mi amiga Anita hasta fue a desempolvar la entrada de su primer Luna Park. Puerta acceso por Bouchard. Un viernes 4. Las Viudas. Enternecedor. ¡Su primer Luna Park! Mejor que los escarpines del primer hijo.

Pero bueno, la cosa es que es así. Decís Seru, decís Viudas y nadie duerme. Y ya que nadie duerme. Aprovechen.

Me dijeron que les diga. Disfrútese. Es eficaz.